sábado, 7 de julio de 2012

¿Por qué tengo pesadillas todas las noches?

Ha habido épocas en las que tengo pesadillas casi todos los días. Lo peor de eso, es que cuanto más fuertes y más largas, al día siguiente siento que no he descansado bien y, por tanto, muero de sueño la mitad del día.

Entonces me pregunté de dónde vienen: algunas son absurdas, otras parecen sumamente reales, y otras más parecen repetirse. ¿Te ha pasado? Conversando con el Lic. Manuel Saravia, Director del Instituto Guestalt de Lima, me ayudó a aclarar un poco más de este tema.

¿Por qué se producen las pesadillas?

Nuestro psicoterapeuta nos comenta que:
Las pesadillas están relacionadas con el estado emocional, en algunos casos con el momento que la persona está viviendo. En otros, las pesadillas están relacionadas con la depresión y el mismo enojo.

Hay diferentes teorías al respecto, pero tal vez te sientas identificada con alguna y descubras el por qué de tus pesadillas:
  • El café y otros demonios
Ciertas sustancias pueden alterar tu sistema nervioso, como el café, el alcohol, bebidas energizantes o incluso si comes antes de irte a dormir. El resultado puede ser una horrible pesadilla de las que despiertes asustado y sin poder volver a conciliar el sueño.

  • Pura ansiedad
Si sientes una opresión en el pecho durante el día o cuando vas a acostarte, incluyendo una dificultad para respirar, puede tratarse de un estado de angustia. Lo más probable es que te encuentres ansiosa sobre alguna situación en particular de tu vida. Actividades deportivas (el yoga en particular) te ayudarán a controlar este tipo de sensaciones y conseguirás el descanso que necesitas.

  • Duelos
Si acabas de perder a alguien muy cercano (esposo, padre, novio, amigo, etc.) ya sea porque falleció o por una separación, tal vez te asalten las pesadillas. Es parte del proceso de superar lo que estás viviendo. Cuando se genera una pérdida de este tipo hay muchas sentimientos encontrados y no resueltos (ira, tristeza, impotencia…).

El Dr. Saravia nos dice: “Las situaciones que generen estrés a las personas, como el divorcio, el cambio de trabajo, la falta de empleo, deudas asumidas. Toda situación de estrés interfiere en el sueño, generando intranquilidad y por tanto, pesadillas”.
  • Situaciones de la infancia
Te sorprenderá saber que muchas pesadillas tienen su raíz en sucesos de la niñez. Cuando somos niños ciertos sucesos nos golpean mucho más que de adultos, porque nuestro carácter recién se está formando.
Si hemos sufrido de falta de amor, maltrato, negligencia en nuestro entorno, inconscientemente lo arrastramos a nuestra vida adulta y se refleja durante el sueño, en especial si se trata de temas no resueltos o que nunca terminamos de comprender o superar por completo.

¿Es posible evitar las pesadillas?

Dependiendo de la razón por las que se produzcan, claro que puedes evitarlas; por ejemplo, dejando de beber o comer alimentos pesados, o que alteren tu sistema nervioso.
Si tienen que ver con temas de estrés o ansiedad, lo mejor es que busques la razón específica para que puedas controlarlas. Ya que teniendo pesadillas y sin el descanso adecuado solo se agravará el asunto.

Nuestro psicoterapeuta experto de la semana nos dice:
Un error muy frecuente en las personas que sufren pesadillas es que tomen ansiolíticos o somníferos para dormir mejor. Lo que podría generar el consumo de un medicamento sin prescripción médica es que la persona no tenga las fuerzas para defenderse de sus pesadilla. Los ansiolíticos generan una relajación completa pero no desaparecen las pesadillas. Debe acudir al especialista para recibir ayuda mediante terapia.”
¿Qué quiere decir con esto? Que debemos preocuparnos más por el origen del mal sueño, en lugar de buscar una forma “artificial” de desaparecerlo. Hacer deporte, aprender a relajarse, buscar un lugar tranquilo sin ruidos de por medio o incluso hablar con alguien (en el caso que se traten de traumas infantiles), son maneras de atacar la raíz del problema.

Las pesadillas más comunes

¿Quién no ha soñado alguna vez que lo perseguían? Este es uno de los sueños más recurrentes. Algunas interpretaciones dicen que podría ser un aspecto de nuestra personalidad que estamos negando. Pregúntate cuál. El Lic. Saravia dice que “el soñar con monstruos, el soñar con que se es perseguido, con olas gigantes, tiene que ver mucho con los miedos infantiles.

Otro sueño muy común es el de las caídas (¿cuantas veces te has levantado sobresaltado sintiendo que te caías?). Puede que te sientas preocupado por algo o sientes falla de apoyo en alguna situación.

Si sueñas que eres incapaz de moverte, tal vez creas que estás estancado en la vida real o tengas dificultades para expresar lo que sientes. Estar desnudo y no poder cubrirte ante otros es otro sueño usual que tal vez muestre que te sientes sofocado o poco seguro en alguna dimensión de tu vida.
Si grandes olas vienen hacia ti y te sientes impotente ante ellas, puede tener que ver con que tengas sentimientos confusos y te sientes vulnerable ante ellos.

Como verás, estos sueños que parecen bastante recurrentes en diferentes personas muestran un conflicto personal no resuelto.

¿Qué tan seguido tienes pesadillas?

Es normal que una persona tenga pesadillas de vez en cuando porque quién no tiene épocas de estrés, por ahí algunos temas no resueltos de niños o incluso ha visto una película de terror con imágenes fuertes.

Pero si eso comienza a ser bastante seguido (más de tres veces en una semana) y comienzas a sentirte cansada porque pareces no descansar nunca, debes preocuparte por conocer su causa (de las anteriores explicadas) y sabiéndola podrás combatirla.
Si se trata de un conflicto no resuelto contigo misma o con personas cercanas, tal vez en tus malos sueños encuentres la respuesta que hace tiempo estabas buscando. Tranquila, solo es cuestión de interpretarlas y tratar de buscar ayuda profesional si son muy recurrentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario