domingo, 15 de julio de 2012

RECUPERAR AMOR PERDIDO


Y volver a contar con la oportunidad de disfrutar de él; se deberá llevar hasta el mar una cesta de mimbre pequeña, que en su fondo tenga: las dos fotos de los integrantes de la pareja, superpuestas ambas, intentando coincidir sus miradas, previamente untadas con miel. Sobre las fotos se pondrán 8 flores blancas y 8 monedas para que las almas de ambos se junten y los cuerpos se deseen. Cuando se entregue al mar esta canasta, una noche de Luna Nueva, seguirla con la vista hasta que se pierda y con la mente centrando la atención en el deseo; mientras se arroja sobre las aguas un poco de perfume o colonia de rosas. Antes de retirarse de la orilla, tomar un poco de arena con la que se terminará la ceremonia en el hogar. Estando ya en la vivienda, agarrar un plato blanco, en lo posible virgen, y escribir en él con tinta incandescente el nombre de los dos que forman la pareja junto con el pedido de retorno de quién se ha alejado y el expreso deseo de unión. Sobre el plato expandir la arena traída del mar y en su centro colocar una vela blanca de tres días, que se encenderá seguidamente. Aquí es importante que mientras el cirio se va consumiendo en el transcurso de los tres días, al menos entre 2-4 veces por día se le pueda dedicar unos diez minutos por vez para mirar la llama que arde mientras se vivencia internamente el deseo. Por ultimo enterrar en algún macetero del jardín el plato con la arena y los restos de vela, cubriéndolo con alguna planta que tenga flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario