sábado, 14 de julio de 2012

ARMADO DEL ARBOL DE NAVIDAD

8 de Diciembre: Armado del Árbol de Navidad


Navidad
Renovando Nuestras Esperanzas


Armonía. Equilibrio. Orden. Balance. Tranquilidad. Palabras que escuchamos a diario y sin embargo a veces nos suenan extrañas.
Se acerca Fin de Año y es el momento ideal para limpiar nuestras casas, nuestros cuerpos, nuestros pensamientos, nuestras emociones.
De nada sirve que llenemos nuestros hogares de campanitas y muérdagos sin antes quitar todo aquello que ya no nos sirve.
En la antigüedad la quema de incienso y mirra eran indispensables para armonizar los lugares, el encendido de una vela siempre ilumina los senderos y los corazones. Rociar con agua perfumada resultó desde tiempos remotos el mejor de los regalos. El encendido de sahumerios nos conecta con los mundos sutiles, la repetición de la oración reivindica el verdadero valor de la palabra.
La tradición indica que el armado del Árbol de Navidad se realiza el día 8, aunque también puede ser el día 13 y como última instancia el 21 de Diciembre. Antes de cualquier maniobra, es conveniente que limpiemos nuestro hogar o lugar de energías negativas, viejas o que ya no nos identifiquen. Existen tantos métodos de limpieza como personas que la realicen. Humo, fragancias, agua, velas, mantras... todos son válidos.
El árbol simboliza la vida. Se considera protector por su forma triangular como símbolo de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Se forma de pirámide, representa la Geometría Sagrada por donde desciende la energía tan especial del mes de Diciembre. Para aprovechar este descenso y que dicha energía quede anclada en cada hogar, debemos colocar 4 cintas rojas en forma de espiral, desde el vértice hasta el suelo, que abarcara los cuatro puntos cardinales. Así esta vibración es atraída, para que la Providencia Divina llegue con todas sus bendiciones.
Colores de la Navidad: *Verde: Simboliza la vida. *Rojo: El Fuego Divino. *Dorado: Sabiduría Divina.
Es muy beneficioso agregar al pie del árbol algunos objetos con el deseo, de que el mejor augurio nos acompañe en el año que comienza. Algunos de ellos pueden ser:
* 1 cuenco con arroz: Simboliza la abundancia.
* 7 monedas de chocolate envueltas en papel dorado: Para que no falte el dinero.
* 1 sol: Para la salud y la energía.
* 3 espigas: Para el trabajo y el pan.
* 1 casita: Para lograr la propia o mantener la que se tiene.
* 3 fotos de la familia.

También podemos agregar colgados del árbol lo siguiente:
* 1 manzana roja: Para el amor y la pasión.
* 1 imagen de dos manos: Simboliza la acción de dar y recibir.
* 7 campanitas: Para la alegría y ahuyentar lo negativo.
* 1 paquetito de regalo: Para los vínculos familiares.
* 1 corazón: Para los afectos más cercanos.
* 1 llave: Para abrir los caminos.
* 2 anillos: Para mantener la unidad en la pareja o para encontrarla.
* Angelitos: Para la protección, uno por cada integrante de la familia.
* 1 papelito o pergamino: Con las intenciones.

Busquen en sus hogares el lugar más benéfico para ubicar el Árbol, lo ideal es orientarlo hacia el Sur o hacia el Este. Nunca hacia el Oeste o Noroeste, allí se encuentran las puertas del Cielo y nunca debe de encenderse fuego.
Al armar el árbol se produce un foco de atracción de ángeles. Foco de Luz en el hogar, por eso se debe estar tranquilos, en Armonía, en Orden, en Equilibrio, en Balance, en Paz. A veces cerca del árbol desciende algún Maestro.
Debemos llevar la atención a esos Ángeles, hablarles. Es un sostenimiento de Ángeles. Luego calificar el árbol con una cualidad, con lo que queremos que reciba cada persona al mirar ese árbol, Ej.: “Yo Soy” calificando este árbol con la PAZ, o con ALEGRIA, etc., cada ser que lo mire recibirá esa Gracia...
Toda la velada de Navidad será distinta y cada vez que durante este Tiempo pases por delante del Árbol saluda a los Ángeles que allí están, energizando cada titilar de luces en él para que cada destello sea una chispa de Luz encendiéndose en algún corazón....
Preparen la mesa Navideña con los Ángeles, recuerden que el 25 de Diciembre es la Fiesta de los Ángeles y Ellos están más cerca de la atmósfera de la Tierra que otros Tiempos.
Inviten a los Ángeles a su hogar para que energicen una atmósfera de Paz y Armonía que todos puedan respirar al llegar y que puedan disfrutar durante la cena, donde solo tengamos conversaciones positivas.
Pidan a los Ángeles que rodeen la mesa y a cada presente, que acallen toda negatividad y disuelvan cualquier controversia familiar que pueda generarse.
La Nochebuena es una noche propicia para el perdón entre los familiares, amigos y asociados: y los Ángeles son felices de asistir en estas reconciliaciones.
No olviden encender una vela blanca antes de comenzar la cena, pidiendo Paz para la Tierra. Inviten a todos a que se unan a este buen deseo...
Si van de visita a otro lugar esa noche, lleven con ustedes la Presencia de los Ángeles y traten de ser Portadores de Luz, Paz y Alegría hacia el hogar que los recibe.
Cuando les toque despedir el año, háganlo agradeciendo cada experiencia que hayan aprendido, sin recordar lo negativo.
Recuerden esperar el Próximo Año con expectativas positivas, haciendo votos de buenas nuevas a llegar, a aprender, a alcanzar.
Realicen rituales, sigan los mensajes de sus corazones, escriban sus deseos, busquen una bella estrella para que sirva de guía durante todo el Próximo Año y el Cosmos obrará a favor de cada uno de ustedes...
Para aquellos que deseen asociar el armado del Árbol de Navidad con el Feng Shui también les dejo la siguiente explicación.
El Árbol de Navidad (elemento madera), es un símbolo muy propicio asociado a la vida, al crecimiento y la longevidad. Deben ponerlo en el sector Sur, Este o Sureste de la sala de la casa. Las luces del árbol (elemento fuego) significan la energía yang de vida, y atraen fama, éxito y prosperidad.
El árbol tiene que ser verde (elemento madera) y estar colocado a la izquierda de la entrada y en el extremo opuesto, de la habitación de donde desean colocarlo. En el rincón de la riqueza o en el de la familia. En cualquier lugar va bien un árbol que tenga algo de los 5 elementos.
Los colores de la decoración van a variar de acuerdo a lo que desean para el año próximo.

Árbol con Decoración Azul: representa la espiritualidad, consideración y delicadeza. Se lo asocia con la fe, la tolerancia, la constancia y la fidelidad. Es un color relajante y tranquilo.
Árbol con Decoración Multicolor: representa todos los elementos, cada color tiene su propiedad, equilibra todo el sistema y nos traerá orden y armonía.
Árbol con Decoración Rosa: representa el romance, el amor, la felicidad y la alegría. Generando una atmósfera jovial y divertida.
Árbol con Decoración Roja: relacionado con la acción, la energía, el crecimiento, la felicidad. Libera de fuerzas malignas. Es un color muy estimulante.
Árbol con Decoración Violeta: asociado con los ideales más altos, amor, lealtad, verdad, amor y sufrimiento. Es el color de la realeza e indica poder y fortuna.

También deben tener en cuenta que en el árbol no deben faltar: las campanitas que llaman a la abundancia, la estrella que nos guiará en el año que nos deja, los angelitos que simbolizan la generosidad y los regalos del cielo, las 9 monedas para la abundancia, las velas rojas que simbolizan el fuego interior y exterior, las tarjetas navideñas ya que los buenos augurios simbolizan el crecimiento interior y los papelitos con los deseos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario